Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

No estoy enferma, pero vine a darles las gracias...

Enviada por: Pablo Riaño
Comparte esta experiencia

Sucedió en Capurganá, Chocó. Ver desde el avión, la muesquita de golfo y el río Atrato desembocando en el mar tiñendo en buena parte la mar como impregnándolo de historias y recuerdos recogidas de su recorrido por esa región tan olvidada de nuestro bello país; ya había valido la pena el sacrificio de doblarme en turnos para sacar el fin de semana libre e irme con la PAC –Patrulla Aérea Colombiana, a brindar un poco de ayuda. Tal vez había visto más de 50 pacientes en una tarde algo q sobre pasa los límites médicos y humanos. Máxime el sueño posturno, y ya cansado pregunte: ¿Quién sigue?

Y entró una señora ya pasada los 70 con bastón y sus pies muy embarrados por la travesía que habría realizado para estar allí, y me dijo:

-Dr, yo no estoy enferma, solo vine a darles las gracias por venir...
Luego se marchó.

El cansancio se me quitó, y aunque no hablo seguido con Dios, pensé q había valido la pena.

Un proyecto de