Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

Inglés para la primera infancia: la nómina de corazón de los maestros con sentido social

Enviada por: MARIA HELENA USMA Q.
Comparte esta experiencia

“Hay algo que el dinero no puede comprar: es la satisfacción de dar sin recibir nada; sólo las sonrisas de los pequeños y el gracias de unos cuantos que valoran mis ganas de enseñar y aprender” MA. ELENA USMA

A veces el tiempo y el cansancio nos absorbe en el cumulo de la rutina, sin darnos cuenta que existen otras acciones que llenan por completo el vacío que a veces persigue nuestra alma.
Soy docente de idiomas y estoy convencida que todos no tenemos las posibilidades económicas de estudiar otra lengua. De ahí que desde hace muchos años que Dios me regaló este don de enseñar he donado parte de mi tiempo a la enseñanza gratuita para los menos favorecidos con este aprendizaje.
Me hice voluntaria de la fundación CAFÉ con sede en Itagüí donde En la actualidad se atienden integralmente 350 niños y niñas menores de cinco años en el marco de la Política de Primera Infancia. Donde los niños reciben gratuitamente su educación y alimentación. Capacito semanalmente a todas las docentes en “INGLES DE LA PRIMERA INFANCIA” con juegos, didáctica y métodos de aprendizaje; la satisfacción que recibo de las profesoras que aplican con los niños dichos aprendizajes me satisface el alma y las ganas de vivir por un Itagüí mejor.
Donar mi tiempo en una labor social como esta me invita diariamente a ser feliz como persona y saber que estoy ayudando a mi municipio a crecer en la educación por los pequeños. Y que un municipio bilingüe se empieza a construir con los niños….estoy convencida que es un proyecto piloto y ejemplo para mi país… Itagüí Merecía este cambio.
Además pienso que algún día se unirán más profes para donar su tiempo a esta causa, que no les importe recibir su nómina mensual como docentes; sino también su NOMINA DE CORAZÓN que recibes por ayudar a los más pequeños con sus saberes.
El Voluntariado es para la Fundación CAFÉ, una de las formas más excelsas de participación, pues los voluntarios desarrollan una labor no remunerada pero que les genera: posibilidades de participación, oportunidad de consenso y encuentro, vinculación a actividades sociales dirigidas a población vulnerable, acción transformadora de la realidad, satisfacción personal frente al servicio prestado con desinterés, certificado de experiencia y tiempo, entre otros beneficios. Nuestro voluntariado, vincula especialmente, maestros en ejercicio y otros ya jubilados que sueñan con dejar un legado y trascender en el servicio, prestando sus servicios de capacitación y asesoría en los Centros de Desarrollo Infantil que dirige la Fundación CAFÉ….. MAESTROS VOLUNTARIOS, CON SENTIDO SOCIAL Y AL SERVICIO DE LA PRIMERA INFANCIA!!

Un proyecto de