Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

Me cambió la vida

Enviada por: Ruth María Arteta
Comparte esta experiencia

Hoy haciendo una mirada hacia atrás veo como me cambió la vida, y DIOS me permitió sacar las mejores experiencias de Vida como una servidora de la comunidad, algo que muchos no logran percibir. Cuando conocí a mi esposo transcurría el año 1998 nos mudamos al barrio Rebolo (Barranquilla) que no tenía una muy buena fama por estos días, y llegamos sin yo imaginar los grandes aportes que podía dar a los demás. Empecé solo por el conocimiento de una entidad, una fundación, que me permitió hacerme alguien útil, al principio solo me beneficiaba, pero cuando comencé a llevar pequeñas responsabilidades como el seguimiento a la Nutrición de los niños (peso y talla) ví la gran satisfacción que puede haber en el servicio de los demás, hoy día puedo sentirme como una segunda madre para 120 niños que tengo en mi sector de apadrinamiento con cosas tan simples como juegos, salud, cartas, enseñanza extra-escolar y fotos.

Me siento llena, me siento alegré de ser Voluntaria de la Fundación y al menos dejar legado a uno de mis hijos para que sigan el Ejemplo de que no solo con beneficiarse de estas Fundaciones uno puede mejorar, ayudándoles a llegar a más niños es otra manera de crecer y hacer a este Mundo un lugar mejor, con cada sacrificio, con cada sonrisa, con cada lagrima, con cada amistad...

Gracias a doy a DIOS por cada persona que me tuvo en cuenta para las actividades, crecí para mejorar como persona, porque puedo ser factor de cambio en mi Ciudad.

Un proyecto de