Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

Mi grano de arena para un mundo mejor

Enviada por: Orlando López
Comparte esta experiencia

Orlando Antonio López González
Premio Nacional de Voluntariado Juvenil 2014. Categoría: Educación
Edad: 26 años
Ciudad: Barranquilla
Organización: Fundación Servir

· ¿A qué edad comenzaste como voluntario?
Desde pequeño, he tenido la oportunidad de hacer voluntariado. En el colegio que estudié mi primaria y bachillerato, nos enseñaron el amor al prójimo y ayudamos a un colegio de niños en un barrio vulnerable en la ciudad de Barranquilla con apoyo económico y desde ese momento siento que se despertó en mí el deseo de ayudar a los demás.
Luego al salir del colegio, conocí dos personas maravillosas con una visión que me ha inspirado: Hugo Calderón y Patricia Arenas, los directores de la Fundación Servir a la que pertenezco. Ellos todos los años desarrollan un programa, denominado "Mi Regalo de Amor". Programa insigne de la Fundación que se realiza en la temporada de Navidad. El principal objetivo de este programa es MOSTRAR EL AMOR DE DIOS a los niños de sectores vulnerables, llevando alegría a los pequeños a través de actividades lúdicas, el compartir de alimentos y la entrega de un regalo. Desde ahí empecé a hacer mi labor como voluntario ya que tuve la oportunidad de hacer parte de obras de teatro, realizando dinámicas para los niños y ayudando a cargar los regalos. Esta es una actividad muy bonita porque trata de sacarlos de su ambiente de pobreza y darles un momento que no olviden jamás en sus vidas; nos esmeramos en que el programa sea animado y haya mucha risa y disfrute. En ese entonces, tenía 19 años.

· ¿Esta es tu primera experiencia de voluntariado o ya habías realizado otras?
Como lo mencioné anteriormente, empecé haciendo voluntariado en otros programas de la Fundación Servir y solo hasta hace más de dos años es que he venido realizando mi voluntariado: coordinando el programa con los menores infractores.

· ¿Qué tareas realizas en tu voluntariado?
Mi voluntariado es una labor que hago con los jóvenes recluidos en el Centro de Reeducación El Oasis (menores infractores) en la ciudad de Barranquilla. Las actividades que se realizan apuntan a las diversas necesidades de estos jóvenes (Espirituales, Emocionales y Físicas). En el área espiritual se trabaja por medio de vídeos, talleres, música, aspectos tales como el perdón, la tolerancia, el respeto, la familia, etc. En la parte emocional y actitudinal se desarrollan Conferencias de acuerdo a necesidades detectadas. En lo que concierne al área personal (física) se adelantan charlas sobre Hábitos Saludables; se viene desarrollando desde el año 2013 el Proyecto Lector que consiste en un proceso de animación a la lectura cuyo objetivo es crear un vínculo directo entre los jóvenes y el material de lectura seleccionada. También se vienen desarrollando Talleres de Emprendimiento.

Esta labor la realizo semanalmente los días sábados en el Centro de Reeducación el Oasis ubicado en la Circunvalar Avenida 41 - 86 de Barranquilla. El objetivo del servicio es cimentar bases sólidas en estos jóvenes, incentivarlos a un cambio de actitud y por ende de estilo de vida y darles herramientas para su reincorporación en sociedad.

Lógicamente, este trabajo no lo realizo solo, me apoyo de otros voluntarios que están preparados en diferentes disciplinas pero actualmente soy el que lidera el proyecto. He logrado motivar a un grupo variado de personas, involucrando a la labor a profesionales tales como Psicólogos, médicos, abogados, ingenieros, artistas (pintores y cantantes). También he involucrado estudiantes bachilleres y universitarios. Con este grupo denominado "Red de Apoyo" es que se logra realizar las diferentes actividades.

Cada uno de los ejes que se atiende (espiritual, emocional y físico) los desarrollamos a través del uso de estrategias lúdico-pedagógicas basadas en dinámicas, teatro, trabajo en equipo, participación activa, concursos, entre otros, despertando en primer lugar el interés de los jóvenes, llevándolos a la reflexión y a la búsqueda de soluciones conjuntas y estableciendo con ellos pequeñas tareas que los van conduciendo al cambio de pensamiento y actitud.

· ¿Qué es lo que más te gusta de tu voluntariado?
Lo que más me gusta de mi voluntariado y lo que me ha mantenido perseverando en este programa ha sido el amor hacia los jóvenes y la manera como ellos nos han recibido. Son jóvenes que no han tenido muchas oportunidades en la vida, jóvenes con crímenes que parecen increíbles para su corta edad y con hogares disfuncionales dónde el delinquir y las drogas son parte fundamental en su entorno pero son jóvenes muy receptivos y dispuestos al trabajo que hemos venido desarrollando y esa actitud de ellos motiva a seguir buscando la excelencia en las actividades.

· ¿Recomiendas a otras personas hacer voluntariado? ¿Por qué?
Indudablemente, invito a otras personas a hacer voluntariado. Debemos ser conscientes de las realidades de nuestro entorno, en nuestro país y decirle NO a la indiferencia. Desde nuestros conocimientos o talentos tenemos la oportunidad de servir a los demás. Siempre hace falta alguien que escuche el llanto del necesitado.

Ser voluntario y servir al prójimo es algo que llena y no se compara con ninguna riqueza o bien material. Es la satisfacción de saber que cuando se acabe el mundo, tu nombre aparecerá en los créditos porque estás aportando un granito de arena a formar un mundo mejor. Largo camino nos resta y mucho por hacer, pero sí se puede.

Un proyecto de