Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

Valentina Pasquino nuestra voluntaria con un inmenso corazón

Enviada por: Fundación Romelio
Comparte esta experiencia

Comparto mi tiempo con estos niños tan divinos, bailar con ellos, cantar con ellos, jugar con ellos, contarles historias, abrazarlos fuerte, besarlos, dejar que me besen, me abracen y me cojan de la mano, porque su sonrisa es el regalo más grande que se pueda recibir. Esta ha sido mi primera experiencia como voluntaria en una fundación y me parece increíblemente bella. Sugiero a todos los que tengan un poquito de tiempo libre de vivirla, porque en realidad no somos nosotros los que damos, sino los que recibimos de esas criaturas.

Escogí Colombia porque es un país hermoso y su gente bella, amable, generosa, cariñosa. Me he sentido como en casa desde la primera vez que vine. Lo que me ha causado más impacto ha sido el clima, increíblemente alegre y sereno y el aire de armonía y paz que se respira. Los niños son felices. Cuando vuelva a España no seré la misma persona.

VALENTINA PASQUINO, Voluntaria de la Fundación Romelio.

Un proyecto de