Voluntariado Colombia

Tú decides dónde, cómo y cuándo     

Sueños de Navidad

Enviada por: Vanessa Londoño
Comparte esta experiencia

Los viernes en la noche me acuesto feliz sabiendo que al siguiente día voy a subir a estar con mis chiquitos! Para mi es totalmente gratificante cuando llego en las mañanas donde los niños y me reciben con unas sonrisas enormes y con millones de abrazos. Son unas personitas extraordinarias con las que me encanta compartir todos los sábados. Oírlos cantar por los pasillos las canciones de navidad que les he enseñado con tanto amor es hermoso. Ver en sus ojos la ilusión y la inocencia con que me miran cuando conversamos me motiva a dar lo mejor de mí para ayudarles a mejorar su calidad de vida y a sacarlos un rato de la dura realidad en la que viven. Es inevitable encariñarse con los niños de la fundación y quererlos tanto, son muy especiales y son totalmente agradecidos con todo el trabajo que hacemos con ellos.

Para mí es una bendición poder compartir tiempo con los niños y llevarles alegrías, darles mucho amor y transmitirles el amor por la música y por cantar.

Un proyecto de